Oportunidades de negocio para la empresa española en la era Biden

CAJA RURAL / febrero 5, 2021 / Internacional · Recomendaciones

Oportunidades de negocio en la era Biden

Desde el pasado 20 de diciembre Joe Biden, líder del partido demócrata en Estados Unidos y vicepresidente durante el mandato de Obama, es el nuevo inquilino en la Casa Blanca. Atrás deja un gobierno de tensión comercial, a golpe de aranceles entre EE. UU. y Europa, que afecta de manera muy directa al comercio exterior español y a las oportunidades de negocio. La pregunta es inevitable, ¿Y ahora qué?

La  toma de posesión de Biden como nuevo presidente de Estados Unidos no reinicia el mandato anterior pero sí, para muchos analistas por lo menos, abre la puerta no a un cambio inminente en la acción política, pero sí a un cambio en las formas. 

Empecemos por el principio ¿quién es el nuevo líder americano? 

Joe Biden lleva décadas en la Cámara de Representantes y en el Senado, concretamente 40 años a sus espaldas en la Casa Blanca. Fue vicepresidente durante los dos mandatos de Barack Obama. Su política se describe como moderada y centrista, un rasgo que abre la esperanza a unas mejores y futuras relaciones diplomáticas

Las exportaciones e importaciones entre Navarra y EE. UU.

Las cifras no engañan y muestran la importancia de la mejora en las relaciones con EE. UU. para la Comunidad Foral de Navarra y, también, para el país en global. 

Para la Comunidad Foral de Navarra, EE.UU supone uno de sus principales clientes. Durante los primeros 10 primeros meses de 2020, las exportaciones dirigidas a Estados Unidos desde Navarra aumentaron más de un 20% interanual. Esto significa que, mientras las exportaciones a países de la Unión Europea caían en torno al 15% interanual, las exportaciones a EE. UU. sitúan su cuota cerca del 7% sobre el total de exportaciones navarras hasta octubre de 2020. 

En definitiva, Estados Unidos es el cuarto cliente mundial de productos navarros, por detrás de Alemania, Francia e Italia. Los productos más comprados por EE.UU a Navarra han sido, entre enero y octubre de 2020, principalmente aparatos generadores de energía (grupos electrógenos de energía eólica), máquinas, aparatos y material eléctrico, productos laminados planos de acero inoxidable, torres y castilletes, y grafito artificial. 

En cambio, desde el prisma de las importaciones adquiridas a Estados Unidos desde Navarra, los datos muestran la tendencia contraria, descendiendo casi un 25% en comparación a 2019. Durante los 10 primeros meses de 2020, las importaciones desde EE.UU. supusieron el 2,8% del total de importaciones en la Comunidad Foral de Navarra, muy lejos del 23,8% del total que suponen los productos importados de Alemania, o del 11,4% de los productos franceses. 

Aranceles, la pesadilla del sector agrícola español y navarro

Si hay un obstáculo muy importante en esta situación para el mercado español es la disputa de los aranceles que la anterior administración de Estados Unidos impuso a nuestros productos. Algo que supone un encarecimiento de hasta un 25% de su precio.  

Para ponernos en antecedentes, el pasado agosto, el Gobierno americano anunció que mantendría estos aranceles que impuso a la UE en 2019, como parte de la larga batalla entre Airbus y Boeing. 

Productos como el vino, las naranjas, el queso o el aceite son los grandes perjudicados. En concreto, para las empresas Navarras, estos aranceles ponían en riesgo más de 6 millones en exportaciones navarras de esos productos a Estados Unidos, según los datos publicados a principios del ejercicio pasado. 

Para el mercado español, EE. UU. supone más del 20% de los ingresos de nuestras principales empresas. Un conflicto que tuvo su inicio por los subsidios que recibió el constructor aeronáutico de la europea Airbus en detrimento de su rival estadounidense Boeing. 

El pasado noviembre Bruselas anunció aranceles, tras recibir la aprobación de la Organización Mundial de Comercio, por valor de 4000 millones de dólares contra los productos americanos. Pero, a pesar de este anuncio de revancha, Europa ha recordado que mantiene intacta su oferta al país americano de un pacto por la retirada simultánea de su respectivos gravámenes.

El sector alimentario español ve esperanzas en la llegada de Biden: Antonio Mora, presidente de la Asociación de Exportadores de Aceituna afirmó en Radio Nacional que tienen más confianza de “que se abra un escenario más favorable con un gobierno demócrata que con uno republicano”.

Por su parte, y según la eurodiputada Socialista en TVE, Inmaculada Rodríguez Piñero, “el tema arancelario lleva más tiempo, porque no es posible olvidar ese ‘American First’ que es propio de la idiosincrasia americana, lo fue con Obama y los ha sido con Trump”. Sin embargo, mantiene un tono positivo, “hay muchas cosas en las que se puede avanzar y que se pueden reconducir”.

El panorama no es fácil: ahora el presidente electo de EE. UU. se encuentra con una economía que sufre por las consecuencias de una pandemia, por lo que durante buena parte de su mandato vivirá mirando hacia el interior del país, y así lo pronostican diferentes analistas en las páginas del Economista. Uri Dadush y Guntram B Wolff, analistas en Bruselas, auguran “oportunidades para acuerdos parciales”.

Por su parte, la ministra de asuntos exteriores, Arancha González Laya, apuntaba en una entrevista en TVE que era necesario para España “resetear (o reiniciar) las relaciones con Estados Unidos” en varios asuntos, entre ellos los aranceles.

La transición energética e infraestructuras: nuevas oportunidades de negocio

Otro sector que hay que tener en cuenta para el mercado español es el de la transición energética. Donald Trump en enero de 2017 abandonó el Acuerdo de París sobre el clima para limitar el calentamiento global. Biden, por el contrario, ha afirmado en más de una ocasión que uno de sus primeros actos como presidente será volver a unirse a este Pacto. Biden aboga por las energías renovables. Un presidente con sensibilidad ecologista es muy favorable para las empresas del sector. Firmas como Iberdrola, que mantiene una apuesta decidida por el mercado norteamericano y las energías renovables, miran con esperanzas a Biden.

Por su parte y en el sector de las infraestructuras, Biden, al igual que el anterior gobierno, cuenta con comenzar el gran plan que EE. UU. tiene pendiente. Lo que supondría una gran oportunidad para las empresas españolas con experiencia en ámbitos como la construcción. La española ACS, por ejemplo, acaba de lograr la adjudicación para ampliar el aeropuerto de San Diego.

Y es que la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca abre la puerta a afianzar, o por lo menos a allanar las relaciones exteriores con países como España. Se espera una Administración más dialogante, de lo que se deduce que las cartas de la esperanza ya están echadas.