La UPNA reconoce a Neuraptic S.L., financiada por Caja Rural de Navarra, como nueva “spin-off” de la Universidad Pública de Navarra

CAJA RURAL / enero 20, 2021 / Social

En la foto, de izquierda a derecha, Cristina Bayona, vicerrectora de estudiantes, empleo y emprendimiento de la UPNA; Mikel Elkano, socio fundador de Neuraptic; Mikel Xabier Úriz, socio fundador de Neuraptic; Ignacio Terés, Presidente de Caja Rural de Navarra; Ramón Gonzalo, rector de la UPNA; Mikel Galar, socio fundador de Neuraptic; y Ricardo Goñi, responsable de Relaciones Institucionales de Caja Rural de Navarra.

Esta empresa desarrolla tecnologías de inteligencia artificial que permiten a los clientes automatizar tareas que hasta ahora solo podían realizar los humanos

La Universidad Pública de Navarra ha reconocido a Neuraptic S.L., empresa financiada por Caja Rural de Navarra, como empresas de base tecnológica, cuyo negocio surge de los resultados de la investigación universitaria. Por ello, la ha declarado como “spin-off” de la UPNA. Neuraptic S.L. se dedica a la investigación y desarrollo de tecnologías de inteligencia artificial (IA) que permiten a los clientes automatizar tareas que hasta ahora solo podían realizar los humanos.

Las “spin-off” o empresas de base tecnológica (EBTs) surgen en muchos casos como consecuencia de la actividad investigadora realizada en las universidades y basan su actividad en las aplicaciones de nuevos descubrimientos científicos o tecnológicos para generar nuevos productos, procesos o servicios. La importancia de estas empresas es creciente, ya que se están convirtiendo en auténticos motores en la transferencia de conocimiento de la universidad a su entorno, apuestan por la creación de empleo de alta cualificación, aportan un alto valor añadido al entorno industrial y favorecen la inserción de los jóvenes en el mundo laboral.

La Universidad Pública de Navarra participa desde la constitución de la empresa en el 4,5% del capital social de Neuraptic S.L. Esta operación ha sido financiada por Caja Rural de Navarra en virtud del convenio de colaboración que esta entidad mantiene con la universidad.

A la firma del convenio por el que se reconoce a Neuraptic como spin-off de la universidad, asistieron por parte de la UPNA el rector, Ramón Gonzalo García, y la vicerrectora de estudiantes, empleo y emprendimiento, Cristina Bayona Sáez; por parte de Neuraptic, los tres socios fundadores, Mikel Elkano Ilintxeta, Mikel Galar Idoate y Mikel Xabier Úriz Martín; y por parte de Caja Rural de Navarra, su presidente, Ignacio Terés Los Arcos, y el responsable de Relaciones Institucionales, Ricardo Goñi Leránoz.

En la foto, de izquierda a derecha, Mikel Elkano, socio fundador de Neuraptic, y Ramón Gonzalo, rector de la UPNa, durante la firma del convenio.

Aplicación de inteligencia artificial

Neuraptic S.L., que en 2020 ganó los “Premios Iníciate” impulsados por el Gobierno de Navarra, está formada por Mikel Elkano, titulado por la UPNA y CEO de la empresa, y por los investigadores de Ciencia de la Computación e Inteligencia Artificial de la UPNA Mikel Galar y Mikel Xabier Úriz. Su finalidad es investigar y desarrollar tecnologías de Inteligencia Artificial (IA), que permiten a los clientes automatizar tareas que hasta ahora solo podían realizar los humanos. 

Una de las aplicaciones de la IA es la clasificación y síntesis automática de documentos. En este caso, la inteligencia artificial es capaz de liberar al cliente de tareas repetitivas y pesadas como la elaboración de informes o la organización de documentos respecto a su contenido.

Según explica Mikel Elkano, “a pesar de los grandes avances realizados en este campo por gigantes tecnológicos como Google, Facebook o Amazon, las IA más punteras desarrolladas por estas compañías se centran en tareas genéricas y recurrentes, con el objetivo de cubrir el mayor número posible de casos de uso. Sin embargo, a medida que crece el número de clientes que incluyen inteligencia artificial en sus procesos o productos, cada vez es más habitual encontrarse con tareas específicas en las que las IA genéricas no son suficiente. Al igual que los humanos, la inteligencia artificial necesita práctica y entrenamiento para desempeñar puestos de trabajo específicos”.

En ese sentido, el objetivo de Neuraptic es desarrollar inteligencia artificial para casos específicos en los que se requiere un conocimiento previo para la realización de la tarea.

Aunque la empresa ofrece desarrollos a medida para cualquier tipo de aplicación de IA, el primer producto de Neuraptic se centrará en inspecciones visuales automáticas, ya que durante su etapa en la Universidad, los fundadores de esta empresa detectaron una demanda creciente en este tipo de aplicaciones. A través de proyectos de transferencia OTRI, los fundadores ya han desplegado su tecnología en empresas como SKF, BSH o Audenasa.

El producto, cuyo lanzamiento está previsto para este primer trimestre del 2021, permitirá ofrecer precios mucho más flexibles y atractivos mediante la implantación del pago por uso. “Se espera que esta modalidad de pago facilite a las empresas la entrada al mundo de la IA, reduciendo el riesgo de inversión en una tecnología que está todavía en su infancia”, indica Elkano.