Clase de SEO Internacional: estrategias de posicionamiento y venta de productos en internet

CAJA RURAL / mayo 20, 2021 / Internacional

Clases de SEO internacional

En el mundo de las ventas digitales es más importante que nunca tener un plan comercial que permita trasladar los productos de una empresa hasta los consumidores finales. Existen miles de opciones de comercios electrónicos y marketplaces globales que compiten en un mismo mercado. Por eso hoy queremos ofrecerte una clase de SEO internacional para que puedas establecer una buena estrategia y diferenciar tu idea de negocio. 

¿Qué es el SEO? El posicionamiento en buscadores o Search Engine Optimization consiste en una serie de técnicas y herramientas que utilizan los profesionales del marketing. Su objetivo es que los productos o servicios de una empresa lleguen hasta el usuario que las ha buscado en motores de navegación.

En esta clase de SEO internacional te explicaremos cómo preparar una buena estrategia orientada a los negocios internacionales. Lo primero que tienes que saber es que es necesario tener en cuenta varios factores. Desde que se crea la página web hasta que se diseña la estructura de contenidos. Por eso, la clave está en respetar todos los pasos para conseguir el mejor resultado de cara al público.

El SEO Internacional: aumenta tu posicionamiento y tus ventas 

La clave para que una compañía entre con éxito en un sector de otro país consiste en hacer un buen análisis de mercado. Este es el paso previo para tomar decisiones importantes, como los proveedores que transportarán la mercancía o los agentes que se encargarán de hablar con los clientes finales.

Una vez se haya hecho esta investigación y se hayan definido los objetivos, será el momento de preparar la página web de la empresa. Es ahí cuando se deberán implementar técnicas de SEO Internacional ideadas para que el diseño digital, la experiencia y el proceso de venta sean rápidos y cómodos para el comprador. Estas son las partes que se deben tener en cuenta para lograr el éxito en cada operación:

La arquitectura web: clara y bien localizada

En primer lugar, es fundamental decidir cómo se va a encontrar a la empresa cuando se realicen las búsquedas en internet. Elegir un dominio es básico a la hora de trabajar con el SEO porque dependiendo de ello podrá establecerse una buena arquitectura web que facilite la navegación. Además esto también permitirá ampliar el rango de usuarios que llegarán hasta los productos finales. Estos son los tres modelos más comunes:

  • Dominios superiores (dominio.es): Un TLD (.es, .fr, .it) es la extensión de la web que le dice a Google cuál es el país al que se dirige. Esto es muy útil pero el problema de tener uno distinto para cada país es que es necesario optimizar cada uno de ellos por separado.
  • Subdominios (es.dominio.com): La opción intermedia es hacer un subdominio distinto para cada país. De esta forma existirá un sitio principal del que derivan todos los demás. Es ideal para introducirse en un mercado nuevo con una marca propia, pero los motores de búsqueda no le dan tanta prioridad porque no es un sistema único como el anterior.
  • Subdirectorios (dominio.com/es/): La alternativa es tener un dominio único conectado a subdirectorios distintos, lo que beneficia al SEO de todas las páginas por igual. Normalmente consume muchos más recursos y es más difícil de gestionar pero merece la pena en los grandes comercios que pueden permitirse el desembolso inicial para obtener posibles rentabilidades a medio plazo.

En cualquier caso, es necesario introducir una etiqueta hreflang en cada página del portal web indicando el idioma de sus páginas y sus productos. Esto se puede hacer bien contratando los servicios de un programador que pueda hacerlo o utilizando una funcionalidad del servidor que lo permita.

La búsqueda de palabras clave: enfocada al sector internacional

Los clientes de cada área geográfica buscarán palabras distintas según el idioma que utilicen. Lo ideal es hacer una búsqueda de palabras clave o keyword research para cada mercado de destino, introduciendo los términos deseados en el buscador. Para ello puedes utilizar herramientas como el Keyword Planner de Google u otras de pago para crear la arquitectura del sitio web. Este es el ejemplo de Semrush, Ubersuggest, Sistrix o Ahrefs.

En el momento de hacer este proceso, o cuando se desee traducir un portal digital a otras lenguas, es conveniente contratar a un profesional nativo especializado que se encargue de la tarea. Esta persona será capaz de identificar nuevas oportunidades para el negocio según las palabras que se utilizan más en la región hacia la que se dirigen los productos. También podrá informar mejor a la empresa sobre la cultura o la idiosincrasia que la rodea para tomar buenas decisiones estratégicas de venta.

El servidor y los contenidos: rapidez y calidad

La elección del hosting es clave para que los potenciales clientes puedan hacer cargas rápidas de la página web. Este elemento es muy importante porque indica a los motores de búsqueda que están en un sitio de confianza. En el caso de elegir una estructura de dominios superiores (.com) es necesario tener un servidor cercano a cada país de destino. De esta forma conseguiremos que la información aparezca ante el navegante de inmediato y beneficiaremos la experiencia de usuario. Si se ha optado por subdominios o subdirectorios es mejor utilizar CDN o “servidores espejo” geolocalizados que realicen esta misma función.

La planificación de los contenidos es otro apartado muy importante para el éxito del negocio. El keyword research permite tener una serie de temáticas de interés para redactar en un blog propio o para introducir en las páginas de destino con el objetivo de guiar a los usuarios. Esto, unido a un tratamiento óptimo del contenido por parte de traductores profesionales, permitirá que los motores de búsqueda valoren los esfuerzos de posicionamiento SEO y mejoren la visibilidad de los productos.  

Estos trucos están diseñados para los negocios que comienzan a digitalizar su actividad o aquellos que ya tienen presencia en internet pero quieren internacionalizar su negocio para aumentar su volumen total de ventas. Los emprendedores, autónomos y empresas que lo deseen pueden beneficiarse de la financiación y las facilidades de cobros y pagos que pone a su disposición Caja Rural de Navarra. En este formulario es posible realizar consultas y conseguir asesoramiento personalizado para superar todos los desafíos que se presentan en el camino de la exportación.