Tagged with " Resultado"
10 Mar
2018
Posteado en: Corporativo
Por    Sin Comentarios

Datos más significativos ejercicio 2017.

Caja Rural de Navarra ha obtenido un resultado de 86,8 millones de euros, lo que supone un incremento del 30,5% respecto al resultado obtenido el año anterior.

CAJA RURAL NAVARRA, con su modelo de banca local y cercana, mejora los resultados del año anterior e incrementa su cuota de mercado.

Continuando con la estrategia de prudencia y fortalecimiento de la solvencia mantenida históricamente por la entidad, la casi totalidad del beneficio irá destinado a incrementar las Reservas de la Caja, reforzando así los recursos propios y la capacidad de crecimiento futuro de la entidad.

Con este resultado, la solvencia de Caja Rural de Navarra en términos de Capital Ordinario de nivel 1 (CET 1), que refleja el nivel de recursos propios de primera categoría, se sitúa en el 15,9%, entre los más elevados del sector financiero español.

En cuanto a volumen de negocio cabe destacar:

El crecimiento anual de los recursos de clientes del sector privado gestionados que figuran dentro del balance de la Caja al finalizar el ejercicio 2017 ha sido del 6,4%, alcanzando la cifra de 7.533,5 millones de euros.

El sector financiero a nivel nacional ha experimentado un descenso del 3,2% en este parámetro en 2017, lo que significa que el porcentaje de crecimiento de la Caja es 9,6 puntos superior al del mercado.

La Caja sigue manteniendo el equilibrio en el ratio de créditos concedidos a clientes sobre depósitos captados de clientes, situándolo en el 97,1% al cierre del ejercicio (frente al 96,5% del año precedente) lo que da muestra de la estabilidad del negocio recurrente de la Entidad.

Caja Rural de Navarra ha incrementado un 15,2% el total de los recursos gestionados de clientes que figuran fuera de su balance, destacando el 23,3% de crecimiento anual de los saldos gestionados en Fondos de Inversión. Producto en el que la Caja está alcanzando un elevado nivel de especialización que se materializa en una amplia gama de productos, y en una comercialización de los mismos bajo la fórmula de asesoramiento aportando con ello un importante valor añadido al cliente.

El crédito total en vigor concedido a clientes de la Caja asciende a 7.315,4 millones de euros, un 7,1% más que el año anterior. Esta evolución se valora positivamente dado el retroceso que un año más se ha producido en el sector financiero a nivel nacional en este mismo apartado, donde el crédito total en vigor concedido ha bajado un 2,49% en el año 2017.

De esta forma, la Caja ha crecido 9,6 puntos más que el mercado en este apartado, lo que demuestra el compromiso de la entidad con el desarrollo económico y social de su región, proporcionando para ello la necesaria financiación a los particulares e instituciones, y especialmente a las empresas, donde la inversión ha experimentado un crecimiento del 12% anual, lo que supone haber concedido en 2017 más de 730 millones de euros para financiar a este segmento.

El índice de morosidad, al cierre del ejercicio 2017, se ha situado en el 2,0%, inferior al 2,6% del año anterior y muy alejado del 7,8% de la media del sector financiero al final del ejercicio.

Caja Rural de Navarra dispone además de importantes provisiones para dar cobertura a posibles operaciones futuras dudosas. Así, la tasa de cobertura de dudosos es del 89,9%, una de las más elevadas del mercado.

En cuanto al rating, Caja Rural de Navarra está calificada por las agencias Fitch y Moody´s, siendo una de las cuatro entidades que, junto con B. Santander, BBVA y Caixabank, ha mantenido a lo largo de los años el “grado de inversión” por ambas agencias.

El rating de la Caja a Diciembre de 2017 es: Baa2 por Moody´s y BBB+ por Fitch, ambos con perspectiva estable.

OTROS DATOS DE INTERÉS:

Caja Rural de Navarra cuenta con 250 oficinas repartidas de la siguiente forma: 140 oficinas en Navarra, 37 en Guipúzcoa, 33 en Vizcaya, 16 en Álava y 24 en La Rioja. El año 2017 se abrieron 2 nuevas oficinas, previendo abrir 3 más en 2018, dando continuidad así al proceso de dotar de la cobertura necesaria de oficinas a la Caja en las provincias en las que ya opera en la actualidad.

Al finalizar el ejercicio 2017, el número de empleados de la Entidad ascendía a 959 personas.

En el año 2017, un total de 34.100 personas iniciaron su actividad financiera como nuevos clientes de Caja Rural de Navarra, un 6,5% más que el año anterior, lo que denota el dinamismo de la entidad y su presencia cada vez mayor en el mercado.

En este ejercicio la Caja ha creado nuevos programas de fidelización para particulares y ha mejorado los ya existentes. De esta forma cualquier persona física puede beneficiarse de las ventajas financieras que le proporcionan los siguientes Programas:

  • Programa En Marcha; Para niños de 0 a 13 años.
  • Programa Joven In; Para jóvenes de 14 a 30 años (ambos incluidos).
  • Programa Nómina.
  • Programa Promueve para Autónomos y Negocios.
  • Programa Pensión.

Este año se ha cumplido el X aniversario del lanzamiento de la Línea Inicia, un programa de financiación específico para los nuevos emprendedores, que desde su inicio ha apoyado más de 1.300 proyectos, contribuyendo a la creación de más de 2.800 puestos de trabajo directos a través de una concesión crediticia superior a los 40 millones de euros.

Las expectativas de la Caja para el año 2018 contemplan un mantenimiento de la tendencia a la mejora de la rentabilidad y al fortalecimiento de la solvencia de la entidad que vendrá acompañado de una mejora de la presencia de la Caja en el mercado en las principales variables del negocio: Recursos de Clientes, Inversión Crediticia, Número de Clientes, etc… No obstante, las incertidumbres económicas, regulatorias y las del propio sector financiero, pueden tener en este ejercicio un peso específico relevante, además del trabajo de la propia entidad, en la consecución de estas previsiones.

Por último, la Caja agradece a todos sus clientes la confianza que depositan en la entidad, y a los empleados su esfuerzo y dedicación, sin los cuales estos datos no hubiesen sido posibles.

14 Mar
2017
Posteado en: Corporativo
Por    Sin Comentarios

Resultados Caja Rural de Navarra

Caja Rural de Navarra ha obtenido un resultado de 66,5 millones de euros, lo que supone un incremento del 6,7% respecto al resultado obtenido el año anterior.

CAJA_RURAL_NAVARRA_SEDELa entidad navarra, con su modelo de banca local, gana cuota de mercado en todas las provincias en las que opera.

Continuando con la estrategia de prudencia y fortalecimiento de la solvencia mantenida históricamente por la entidad, la casi totalidad del beneficio irá destinado a incrementar las Reservas de la Caja, reforzando así los recursos propios y la capacidad de crecimiento futuro de la entidad.

Con este resultado, la solvencia de Caja Rural de Navarra en términos de Capital Ordinario de nivel 1 (CET 1), que refleja el nivel de recursos propios de primera categoría, se sitúa en el 16,2%, entre los más elevados del sector financiero español.

En cuanto a volumen de negocio cabe destacar:

 El crecimiento anual de los recursos de clientes del sector privado gestionados que figuran dentro del balance de la Caja al finalizar el ejercicio 2016 ha sido del 9%.

Según los últimos datos publicados, los Depósitos de clientes del sector privado a nivel nacional tan sólo crecieron un 0,83% anual. Derivado de ello, Caja Rural de Navarra ha mejorado su presencia en todas las provincias en las que está presente, de forma que su cuota de mercado en este aparatado se ha incrementado 0,4 puntos en el conjunto de todas ellas.

La Caja sigue manteniendo el equilibrio en el ratio de créditos sobre depósitos, situándolo en el 96,5% al cierre del ejercicio lo que da muestra de la estabilidad del negocio recurrente de la Entidad.

Caja Rural de Navarra ha incrementado un 8% el total de los recursos gestionados de clientes que figuran fuera de su balance, destacando el 7% de crecimiento de los saldos gestionados en Fondos de Inversión y el 8% en Planes de Pensiones y otros productos de Previsión.

El crédito total  concedido a clientes de la Caja supone un 7,6% más que el año anterior. Esta evolución se valora positivamente, y de manera especial, dado el retroceso que un año más se ha producido en el sector financiero a nivel nacional en este mismo apartado  (- 4,9% de descenso anual según los últimos datos publicados).

Caja Rural de Navarra ha participado activamente en los proyectos de inversión que dinamizan el desarrollo económico y social de la zona en la que la Entidad está presente. Así, la inversión crediticia destinada a empresas ha crecido por encima del 11,5% anual, lo que supone haber concedido este año más de 650 millones de euros para financiar las inversiones realizadas por este segmento.

Estas cifras confirman y hacen realidad el compromiso histórico que la Caja de esta tierra tiene con su gente.

El índice de morosidad, al cierre del ejercicio 2016, se ha situado en el 2,6%, inferior al 3,4% del año anterior y muy alejado del 9,11% de la media del sector financiero español al final del ejercicio.

Caja Rural de Navarra dispone además de importantes provisiones para dar cobertura a posibles operaciones futuras dudosas. Así, la tasa de cobertura de dudosos es del 89,4%, una de las más elevadas del sector financiero español.

En cuanto al Rating, Caja Rural de Navarra está calificada por las agencias Fitch y Moody´s, siendo una de las cuatro entidades financieras españolas que, junto con B. Santander, BBVA y Caixabank, ha mantenido a lo largo de los años el “grado de inversión” por ambas agencias.

El rating de la Caja a Diciembre de 2016 es: Baa2  por Moody´s y BBB+ por Fitch,  ambos con perspectiva estable.

OTROS DATOS DE INTERÉS:

Caja Rural de Navarra cuenta con 249 oficinas repartidas de la siguiente forma: 141 oficinas en Navarra, 37 en Guipúzcoa, 31 en Vizcaya, 16 en Álava y 24 oficinas en La Rioja. El año 2016 se abrieron tres nuevas oficinas en la provincia de Vizcaya, aspecto que ha contribuido a incrementar el empleo en la Entidad, que en el año 2016 ascendía a 920 personas.

El año 2017 está previsto continuar de forma similar al año anterior con el proceso de apertura de nuevas oficinas en las provincias en las que Caja opera en la actualidad.

En el año 2016 un total de 32.000 personas iniciaron su actividad financiera con Caja Rural de Navarra, cifra similar a la alcanzada el año precedente, lo que denota el dinamismo de la entidad y su mayor presencia en el mercado.

En Navarra más del 50% de las personas mayores de 18 años ya es cliente de la Entidad, llegando al 60% en determinados tramos de edad. En el resto de provincias en las que la Caja está presente con cierta antigüedad, el porcentaje de clientes supera de media el 13%, lo que denota la importante presencia que la Caja está alcanzando en estas provincias.

En cuanto al negocio con empresas, en Navarra más del 50% de las compañías activas  existentes ya son clientes de la Caja. En el resto de provincias en las que estamos presentes el porcentaje de clientes supera de media el 16%, lo que igualmente denota que la presencia en esos territorios va evolucionando de forma positiva con crecimientos significativos.

La actividad de seguros sigue creciendo y consolidándose como uno de los pilares del modelo de negocio de la Entidad. Con más de 120.000 clientes asegurados, y de la mano de RGA – compañía de seguros del Grupo Caja Rural- la Entidad sigue ganando protagonismo en el mercado en ramos como Vida, Hogar, Comercios y Negocios, y seguros para empresas.

Por último, la Caja agradece a todos sus socios y clientes la confianza que depositan en la entidad, y a los empleados su esfuerzo y dedicación, sin los cuales estos datos no hubiesen sido posibles.