18 May
2017

¿Qué es un Seguro de Vida?

En términos generales, podríamos definir el Seguro de Vida como un contrato por el que, a cambio del pago de una prima, la entidad aseguradora pagará la cantidad estipulada si fallece el asegurado (seguro de fallecimiento –vida/riesgo) o si vive en una fecha determinada (seguro de supervivencia). Ambas modalidades se pueden combinar, denominándose seguro mixto.

 Pero si nos centramos en el seguro de Vida RIESGO, lo habitual es cubrir el fallecimiento; y, en muchas ocasiones, también la Invalidez Absoluta y Permanente. En los casos de fallecimiento, los beneficiarios pueden ser los Herederos Legales u otras personas o entidades en el caso de que el asegurado así lo hubiera determinado en el contrato. Porque este seguro, en nuestro país, está muy ligado a la concesión de préstamos por las entidades financieras, de manera que lo que se busca es poder cubrir la deuda pendiente en caso de fallecimiento.

Asegura el Futuro con Caja Rural

 No obstante, el Seguro de Vida es también en sí mismo un instrumento de protección familiar que cada vez se contrata más independientemente de las obligaciones financieras. Algo que en los países del norte de Europa se viene haciendo desde hace muchos años. En nuestro país cada vez es mayor la sensibilidad de la población sobre estos temas, por lo que va creciendo esta motivación de contratación del producto.

 Y es que desde tiempos inmemoriales el ser humano ha intentado protegerse a sí mismo y a su familia buscando fórmulas que garanticen su seguridad. De hecho, como indica la reaseguradora alemana Munich Re en uno de sus manuales del seguro, los primeros seguros sobre la vida humana aparecen en relación a los viajes a través de los océanos. Durante la edad media, los piratas vagaban por los principales mares capturando a los capitanes y a las tripulaciones de los barcos para cobrar rescate. Por ello, los capitanes vieron la necesidad de garantizar el rápido pago de los rescates para salvar su vida y las de sus tripulaciones.

La primera póliza conocida de seguro sobre la vida se constituyó para un londinense, William Gibbons, en el año 1583, aunque la fortuna (mala) hizo que la aseguradora tuviera que pagar las 400 libras estipuladas a los pocos meses, ya que el infortunado asegurado falleció en la primera anualidad.

No fue hasta finales del siglo XVIII cuando los estudios avanzados sobre mortalidad para las distintas edades permitieron a las compañías inglesas de seguros de vida (pioneras tanto en este como en el resto de los seguros) conocer el riesgo real de fallecimiento a cada edad y asentar con ello las bases del tratamiento científico-estadístico de los Seguros de Vida.

Viva ahora y asegura el mañana con los Seguros de Vida de Caja Rural.

Deja un comentario