9 Nov
2016

¿Conocías estas características de los Planes de Pensiones?

Los Planes de Pensiones son el producto financiero mejor tratado fiscalmente, ya que las aportaciones que vayas realizando durante el año a su Plan, le harán reducir la base imponible general del impuesto de la Renta, consiguiendo así pagar menos a Hacienda, o si ya le devuelven, lograr que le devuelvan aún más.

Las aportaciones máximas anuales son de 5.000€ para los menores de 50 años y de 7.000€ para los de 50 años o más. Por ejemplo, si tenemos unos ingresos sujetos a I.R.P.F. anuales de 20.000€, si aportamos al plan 1.500€ tendremos un ahorro fiscal de 420€.

Una de las dudas que más consultan los interesados en aportar al plan es:

¿Cuándo podemos rescatar el dinero del Plan de Pensiones?

Los Planes de Pensiones como sabemos, están destinados a reunir un capital para cuando llegue el momento de la jubilación, por lo que debe darse esta circunstancia para poder recuperar los derechos consolidados.

No obstante, el capital podrá también recuperarse si se dan los siguientes casos:

  • Fallecimiento por cualquier causa del Partícipe.
  • Gran invalidez, invalidez permanente total o permanente absoluta del Partícipe.
  • Dependencia severa o gran dependencia del Partícipe.
  • Enfermedad grave del Partícipe, de su cónyuge, ascendientes odescendientes de aquellos en primer grado, o de las personas que en régimen de tutela o acogimiento, convivan con el Partícipe y que de él dependan.
  • Desempleo de larga duración del Partícipe.
  • Disposición anticipada, a partir del 1 de enero de 2025, de los derechos correspondientes a aportaciones realizadas con un mínimo de 10 años de antigüedad.

Y os preguntaréis… ¿Cómo recibimos ese dinero?

Una vez que se  dé una de las circunstancias explicadas en el punto anterior, dispone de varias opciones para el cobro de su Plan de Pensiones.

  • En forma de capital: Si elige esta forma de pago, usted cobrará todos los derechos acumulados en forma de capital único, es decir de una sola vez y en la fecha que a usted más le convenga.
  • En forma de renta: Cobrará una renta, eligiendo usted la periodicidad (mensual, trimestral, semestral o anual) de la renta y el importe de cada uno de los pagos.
  • Opción mixta: Consiste en cobrar una parte en forma de capital y el resto en forma de renta.
  • Pagos sin periodicidad regular: Según las necesidades del momento, usted podrá cobrar la prestación sin sujeción a ninguna periodicidad.

Deja un comentario