Alicia Richart reclama adaptar la fiscalidad a la tecnología digital en el Aula de Economía “DN Capital” patrocinada por Caja Rural

CAJA RURAL / septiembre 25, 2018 / Digital

aula-economia-alicia-richart-1

La directora general de DigitalES, asociación que integra a las principales empresas del sector de la tecnología y la innovación digital en España, Alicia Richart, ha pedido en el Aula de Economía ‘DN Capital’, foro económico-empresarial de NavarraCapital.es y Diario de Navarra “adaptar la fiscalidad a la tecnología digital” así como extender unas “mismas reglas impositivas” para evitar “la actual pérdida de capacidad de las empresas” a las que representa. Unas corporaciones que, tal y como ha recordado la invitada a este encuentro patrocinado por Caja Rural de Navarra y Nasertic, solo el año pasado, invirtieron en I+D en España 5.600 millones de euros tras pagar impuestos por valor de 8.000 millones “lo que demuestra que estamos comprometidos con nuestro país“, ha asegurado.

Además, durante su intervención en el hotel Iruña Park de la capital navarra, Richart ha apuntado que “las empresas que serán importantes en el 2025 todavía no existen”, que se generarán nuevas profesiones actualmente desconocidas como el de los analistas de conocimiento o los ciberasesores financieros, entre otros, y que “un tercio de los actuales empleos, sobre todo los vinculados a actividades repetitivas y de poco valor añadido, desaparecerán“.

Dichas declaraciones han sido los ejes centrales de una intervención en la que la invitada ha resumido las distintas transformaciones económicas e industriales vividas por la Humanidad hasta el actual proceso de Revolución 4.0. Un fenómeno presente que, bajo el punto de vista de la directora general de DigitalES, se explica por dos características. El primero de esos factores, “la confluencia de tecnologías que, en el pasado y de forma individualizada, hubieran supuesto una revolución por sí mismas”. Aquí, en concreto, ha mencionado el Internet de las Cosas (IoT), la inteligencia artificial, el blockchain o el vehículo autónomo, entre otros.

Por otro lado, Alicia Richart ha puesto en valor “la velocidad exponencial a la que se desarrolla todo” para lo que ha contrapuesto los 60 años que tardó España en acceder al teléfono frente a los escasos 5 que han sido necesarios para extender y generalizar el uso de smartphones en nuestro país. La conjunción de ambos elementos es que, como ha apuntado la ponente, “hoy nueve de las diez empresas más grandes del mundo son tecnológicas y; cuatro de las siete personas más ricas son, precisamente, fundadores de esas sociedades”.

 

INFRAESTRUCTURAS INFRAUTILIZADAS

En el lado opuesto, por el contrario, Richart ha advertido que, “pese a que Navarra está bien posicionada, la realidad es que la digitalización no va a llegar por igual a todos los territorios”. De ahí que “aquellos que hayan basado su competitividad en el precio verán perder poco a poco esa ventaja ante la irrupción de las tecnologías”, ha asegurado para lamentar, a continuación, la situación en la que se encuentra España al respecto.

Así, según la directora general de digitalES, nuestro país “solo está aprovechando el 13% del potencial que le ofrecen unas infraestructuras preparadas para la economía digital” pero que, según opinó, “están infravaloradas porque no las sabemos aprovechar”. Algo que, en palabras de Richart, se debe a la falta de una verdadera demanda dado que empresas, ciudadanos y administración pública todavía no han superado las resistencias al cambio, tan propias de nuestra visión europea, lo que les ha impedido alcanzar su plena digitalización. Para lograrlo, la invitada a esta edición del Aula de Economía DN Capital ha realizado algunas recomendaciones.

La primera y fundamental, es que “el CEO se crea la digitalización y esté motivado“, de acuerdo con sus palabras. Igualmente son necesarias “una cultura colaborativa”, que “el cliente, cada vez más exigente, sea el verdadero centro de la actividad” así como una “estrategia global transformadora”.

Richart también ha aconsejado un sistema de toma de decisiones ágil y rápido, contar con una aplicación tecnológica que resuelva problemas reales y, por último, buscar y explotar “el momento mágico” de tu producto o servicio, es decir, aquel punto en el que nuestro producto o servicio logra satisfacer plenamente las expectativas del usuario. En el caso de las VTC, por ejemplo, llegar a destino y no tener que realizar ningún tipo de desembolso económico.

Noticia publicada en NavarraCapital.es

POSTS DESTACADOS